Rubén Blades, la conciencia de la salsa

rubénMás de 30 años después de su publicación, la canción “Desapariciones”, de Rubén Blades, sigue estremeciendo. El tema narra el desasosiego que supone vivir bajo una dictadura. En cualquier momento “la autoridad” puede ir a tu casa y  “detener” a tu novia, novio, esposa, esposo, hijo, hija, padre, madre, hermano, hermana… Luego, ya no volverás a verlos. Nadie sabe nada.

Era la década de los 80, cuando las dictaduras aún tenían sólidos tentáculos en Sudamérica.

Rubén Blades, a modo de periodista sobre el terreno, plasma en sus canciones el sentir del pueblo latinoamericano, con sencillez y universalidad. Sus anhelos, sus frustaciones, sus miedos…

(Continuará)

Desapariciones. Por Rubén Blades

Que alguien me diga si ha visto a mi esposo-, preguntaba la doña; se llama Ernesto X; tiene 40 años, trabaja de celador en un negocio de carros. Llevaba camisa oscura y pantalón claro. Salió anteanoche y no ha regresado; no sé qué pensar.Esto antes nunca me había pasado.

Llevo tres días buscando a mi hermana, se llama Altagracia, igual
que la abuela. Salió del trabajo pa’ la escuela. Tenía puestos unos
jeans y una camisa blanca. No ha sido el novio. El tipo está en su
casa. No saben de ella en la PSN, ni en el Hospital.

Que alguien me diga si ha visto a mi hijo. Es estudiante de
Pre Medicina. Se llama Agustín. Es un buen muchacho. A veces es
terco cuando opina. Lo han detenido. No sé qué fuerza. Pantalón
blanco, camisa a rayas. Pasó anteayer.

Clara Quiñones se llama mi madre. Es un alma de Dios, no se mete
con nadie. Y se la han llevado de testigo, por un asunto que es no más
conmigo. Y fuí a entregarme, hoy por la tarde y ahora no saben quién
se la llevó del cuartel.

Anoche escuché varias explosiones. Tiros de escopeta y de revólveres.
Carros acelerados, frenos, gritos. Eco de botas en la calle. Toques de
puerta. Quejas. Por Dioses. Platos rotos. Estaban dando la telenovela.
Por eso nadie miró pa’ fuera.

¿Adónde van los desaparecidos?
Busca en el agua y en los matorrales.
¿Y por qué es que se desaparecen?
Porque no todos somos iguales.
¿Y cuándo vuelve el desaparecido?
Cada vez que los trae el pensamiento.
¿Cómo se le habla al desaparecido?
Con la emoción apretando por dentro.

Share

Publicado en Música, Sociedad | Etiquetado , | Comentarios desactivados

Protestantes, 10; Católicos, 0

Sin títuloSe vende un país portátil / con su autoestima en el suelo, / con un enorme complejo / que lo hace antinacional. / Es un lugar sin memoria, / donde ya nada sorprende, / vive el crimen indultado  /o  un charlatán presidente. Hay canciones que en apenas unos versos te sintetizan un tomo completo de la enciclopedia de la historia universal. País portátil, de Rubén Blades, es un ejemplo excepcional sobre el patriotismo y el poder tóxicos. El mensaje del autor panameño alude al pasado y al presente. Pero realmente, ¿hay mucha diferencia?

País portátil podría ser parte de la banda sonora de Las venas abiertas de América Latina, ensayo publicado por  Eduardo Galeano en 1971. En pocas líneas, la historia comienza con los Reyes Católicos cuando echaron por la borda un importante e ilustrado caudal humano al  expulsar de su reino a los judíos y a los musulmanes.  Luego vinieron  la Santa Inquisición, el catolicismo más inhumano, la exaltación de la culpa, el perdón y una aristocracia en la que el trabajo y la cultura del esfuerzo estaban mal vistos.

Llegó el descubrimiento de América, la destrucción y el saqueo de culturas milenarias. ¿Y qué sacamos de beneficio? Nada. ¿Y ellos, los más perjudicados? Menos.

Mientras, de forma simultánea en el resto de Europa se sembraba la semilla del capitalismo a través del protestantismo y la defensa de las virtudes de esforzarse. Eso sí, con unos conceptos de la moral, al igual que en el catolicismo, más que discutibles. Unos preceptos que ayudaron a sentar las bases del capitalismo. Pero a costa de esquilmar los países de donde procedía la materia prima en cualquier continente. El equilibrio no iba con ellos.

Más tarde EEUU se ocupó de saquear todos los  países que limitaban al sur de su frontera. Allí donde se hallaban los recursos naturales: hierro, cobre, oro. Es una historia conocida. Situaban gobiernos títeres con dictadores que  bailaban su son. Eran países portátiles. ¿Eran? ¿Es una historia pasada? ¿Son hoy dueños de su futuro?

 Las venas abiertas de América Latina, Eduardo Galeano

Share

Publicado en Libros, Música, Sociedad | Etiquetado , , , | Comentarios desactivados

Pequeña exaltación de lo aparentemente inútil

galeano
Vivimos unos tiempos en los que todo lo que no es rentable es inútil. Es la regla de oro impuesta por los grandes negocios millonarios. Menos mal que hay rebeldes que huyen de los prontuarios excesivamente cartesianos y se declaran agnósticos del utilitarismo exacerbado. No se preguntan: ¿para qué sirve esto?

Eduardo Galeano nos dejó hace unas semanas. Su obra indiscutible de referencia es Las venas abiertas de América Latina (1971). Un viaje por el qué, quién, dónde, cuándo  y cómo de las convulsiones vividas y sufridas en esta parte del mundo. Pero el autor uruguayo tiene muchas otras obras que derrochan  musicalidad, poesía en forma prosa con  giros que te llevan en volandas por lugares asombrosos.

No hace falta que te guste el fútbol para disfrutar de El fútbol a sol y sombra (1995). Galeano habla con pasión de este deporte, pero de cuando aún no era la industria millonaria en la que se ha convertido hoy. Un negocio sólo redondo por los ingentes beneficios que genera. Lo demás viene añadido. La nostalgia no es nociva cuando el presente mancha un lustroso pasado. Bueno, el escritor también relata las sombras de la combinación de la pelota y la bandera. El futbol a sol y sombra es una invitación al balcón de la infancia donde se ve el mundo con un puñado de emociones por estrenar. Ingenuidad e inocencia a borbotones. Gracias, Galeano.

Las venas abiertas de América Latina

El fútbol a sol y sombra

Share

Publicado en Deporte, Libros | Etiquetado , , | Comentarios desactivados

Nacha Guevara. La historia de una gran dama de la escena

nacha

“Ustedes no tienen ni puta idea de cómo era España hace poco más de 30 años. Era una aldea, como un pueblo de provincias de Perú.  Valoren  lo que tienen. No den nada por descontado, porque en cualquier momento todo puede cambiar”. En estos términos Nacha Guevara se dirigía a un grupo de alumnos de interpretación en una master class  de una escuela de Madrid. Fue en 2013, en una de sus últimas visitas a España. Además les habló de cómo enfrentarse a la interpretación, de cómo sanarse interiormente, de cómo conseguir el justo equilibrio, de la vulnerabilidad, del lado bueno de la crisis. En fin, les habló de la vida. Teatro y vida, vida y teatro. ¿Ven alguna diferencia?

Pero para empezar habría que explicar a muchos jóvenes quién es Nacha Guevara. Resumiendo mucho: Nacha Guevara es una gran dama de la escena, actriz y cantante  argentina siempre comprometida políticamente, que tuvo que huir de su país a mediados de los 70 amenazada de muerte por el grupo fascista  Triple A. El último aviso fue la bomba que estalló minutos antes del estreno de uno de sus espectáculos en un teatro. Murió el electricista y varias personas resultaron heridas.

Luego vino el exilio y empezar desde cero con sus tres hijos pequeños allá adonde iba: Perú, México, España, EEUU… Fueron experiencias duras, pero gratificantes. Dice que mereció la pena. Le ganó la partida a tanta incertidumbre. Ahora vive en paz consigo misma. Y da gusto aprender de su sabiduría.

 

Share

Publicado en Música, Sociedad, Teatro | Comentarios desactivados

Tan frío como el mármol

agua
El vaso de agua valorado en 20.000 euros en ARCO 2015 puede ser una metáfora de lo que es el arte hoy en día. La cuenta corriente prima más que la bohemia. Ahora está todo más industrializado, profesionalizado, despersonalizado. Da cierto pavor.

Michel Houellebecq , uno de los mejores escritores vivos llamado a dejar huella en la literatura universal, describe en El mapa y el territorio, publicado en 2010, con la frialdad de un forense qué está pasando en los despachos y saraos de los mercachifles del arte. Gurús del siglo XXI que sueñan con formatear a golpe de titulares los gustos del público para alimentar su cartera. Total, nada nuevo. También llama la atención el apartado de cultura de la prensa, más preocupada en ofrecer catálogos al gusto de los anunciantes que arriesgar en fórmulas alejadas de las autopistas de la información. Bueno, lo cierto es que esto tampoco sorprende,  como dice Houellebecq en su obra, desde el Renacimiento para acá el arte del mercadeo ha ido perfeccionándose. Y va a más. Los rusos y los chinos lo saben.

El mapa y el territorio, Michel Houellebecq (Extracto)

 

Share

Publicado en Libros | Etiquetado , | Comentarios desactivados

Intemporales comienza una nueva etapa en versión podcats

Sin título
Intemporales retoma sus raíces más musicales en su nueva etapa en versión podcats. David Bowie, en los 70, su periodo más creativo,  es el encargado de estrenar este formato. La estructura del espacio es la habitual y conocida por los seguidores del espacio cuando se emitía en televisión, esto es contar los datos biográficos más significativos del artista o grupo y aderezarlos con los temas musicales más emblemáticos y, eso sí, con los textos traducidos al español.

Las entregas de los nuevos podcats de Intemporales serán anunciados en esta web que, por otra parte, no abandona la crítica  de libros, películas, obras de teatro, o todo lo que tenga que ver con la cultura en general.

Intemporales comenzó su andadura en la desaparecida Málaga Tv, entre 2008 y 2012. Bob Dylan, The Beatles, The Rolling Stones, Frank Sinatra y Camarón, entre otros de una larga lista, son algunos de los grandes que han pasado por el espacio.

 

 

 

 

Share

Publicado en Música | Etiquetado , , | Comentarios desactivados

Después de la gloria efímera

yo_fui_johnny_thunders_300x457 Década de los 80, tiempos de éxitos efímeros para muchos artistas y seudo-artistas, de excesos y de drogas. El país necesitaba vivir todo aquello para canalizar sus recién estrenadas sensaciones.  Fue un periodo memorable a pesar de todo. Pasado el tiempo, ¿qué queda de todo eso? A los escasos triunfadores es fácil seguir la pista hoy en día, pero, ¿qué fue de los perdedores tras creerse poseedores de la gloria? Este es el punto de partida de  Yo fuí Johnny Thunders, la nueva novela negra de  Carlos Zanón, que con ese ruido de fondo compone un buen relato sociológico de un barrio modesto de una gran ciudad hoy en día, que el autor ubica en Barcelona, en el Guinardó.  Zanón parte con dos ventajas, su estilo directo, visual y trepidante y otra no menos importante, sabe bien de lo que habla porque creció allí, y fue testigo de excepción.

Francis, Mr. Frankie, creyó tocar el cielo cuando actuaba con su banda. Sólo entendía el mundo a través de la música y las drogas. Todo se evaporó. Ahora se pregunta, ¿qué pasó? Frankie tiene que volver al barrio donde creció, a convivir de nuevo con su padre y a conocer escabrosos asuntos del pasado familiar. Mr Frankie tendrá que reaprender a sobrevivir.

 

Share

Publicado en Libros | Etiquetado , | Comentarios desactivados

Muñoz Molina, de nuevo en tránsito por Lisboa

descarga
James Joyce escribió antes de cumplir 30 años Los muertos, uno de los mejores relatos que habla del paso del tiempo, pero ¿cómo podía tener a esa edad una sabiduría tan precoz de la vida y plasmarla en su obra? Es el privilegio de unos pocos creadores. Es imposible brillar junto a ellos. Lo admite con naturalidad Antonio Muñoz Molina, que tenía poco más de 30 años cuando publicó en 1987 su primer gran éxito El invierno en Lisboa. El autor andaluz reconoce que entonces creía haber llegado a la madurez personal. Ahora en su última novela Como la sombra que se va en la que evoca esa etapa de su vida se reconoce casi como un pipiolo. Ignoraba su propia ignorancia. De forma paralela en su nueva obra, Muñoz Molina también cuenta otra historia, la estancia en Lisboa del asesino de Martin Luther King días después de huir de EEUU. Dos fantasmas del pasado, que nada tienen que ver entre sí y que transitan por las calles y plazas lisboetas en momentos vitales diferentes, dan vida a Como la sombra que se va, la nueva publicación del autor jienense.

Muñoz Molina desprende sinceridad y autenticidad en su nueva publicación en la que rinde cuentas con el pasado. Cómo se enfrenta el creador a su obra, cómo va creando los personajes, la atmósfera, cómo los sitúa en un espacio concreto, cómo es todo ese proceso, la combinación de lo real con lo ficticio. Esos pasajes son lo mejor de la obra. Toda una master class en la que el autor relata dos historias, su viaje hace casi 30 años a Lisboa para escribir lo que sería su primer gran éxito El invierno en Lisboa. Y para la otra historia, la estancia de poco más de una semana en la capital lusa de James Earl Ray después de asesinar a Martin Luther King el 4 de abril de 1968 en Memphis, Tennessee (EEUU) y antes de ser detenido en Londres,  Molina se sirve de la profusa documentación fruto de las investigaciones que llevó a cabo el FBI y la Comisión nombrada por el Congreso de Representantes en EEUU tras el asesinato del líder negro de los derechos civiles y que está disponible en internet. Este es un buen ejemplo de cómo debe ser la transparencia en una democracia consolidada, ahora que en este terreno España está dando los primeros pasitos. Y volviendo a la novela de Muñoz Molina, el escritor recurre a la conjetura y a la imaginación para describir lo que no se puede constatar con documentos. Licencias de escritor, que para eso es una novela.

Como la sombra que se va (fragmento)

¿Quién mató a Martin Luther King? Documental

Archivos del asesinato de Martin Luther King (I)

Archivos del asesinato de Martin Luther King (II)

Los muertos, de James Joyce

Los muertos, dirigida por John Huston

Share

Publicado en Libros, Sociedad | Etiquetado , , , , , | Comentarios desactivados

Podría ser un cuento de Navidad

Sin título

Si un mensaje de publicidad no te emociona, entonces no ha cumplido su papel de tocar primero el corazón del consumidor y luego su cartera. En este campo los creativos han hecho obras más que notables.

Un ejemplo, imagine la celebración de una boda en una ciudad cualquiera de Japón, entonces el padre de la novia se levanta, se dirige al piano e interpreta una pieza, los recién casados primero se miran sorprendidos y luego ella, de repente, comienza a emocionarse…

Es como un cuento de navidad dedicado a los ausentes, los que ya no están y dejaron en la familia el síndrome de la silla vacía. Es un regalo muy especial de un padre a su hija en la boda, de un día cualquiera, un mes cualquiera. No hace falta saber japonés para entender el spot. Ha cumplido con su función porque consigue emocionar. Por cierto, el anuncio es de una academia nipona de música. Feliz Navidad.

 

Share

Publicado en Publicidad | Etiquetado | Comentarios desactivados

Oiga, usted es un impostor

650_RH29723.jpg
Para un escritor toparse con un personaje real poco común adornado de una sorprendente ficción es un regalo. Es lo que le ha ocurrido a Javier Cercas con Enric Marco, el protagonista de su última obra de no ficción titulada El impostor. Cercas relata cómo se enfrentó a los prejuicios iniciales a la hora de abordar este trabajo. Y es que el personaje se las trae. Enric Marco se inventó su pasado haciendo creer que fue víctima del nazismo. Todo funcionó hasta que fue descubierto por un concienzudo historiador. Sólo la inconsciencia, la vanidad y la soberbia desmedidas de Marco pueden justificar su modo de actuar

Después de las II Guerra Mundial 9.000 españoles fueron deportados de los campos de concentración nazis, la mayor parte de ellos eran catalanes y crearon la asociación AMICAL, que Enric Marco presidió a comienzos de 2000 falseando su biografía, haciendo creer que él era un deportado, cuando lo cierto es que jamás pisó un campo de concentración nazi. El personaje de Enric Marco fue creciendo  hasta que en 2005 lo desenmascaró el historiador Benito Bermejo y la noticia dio la vuelta al mundo. Lo cierto es que Enric Marco cautivaba a su audiencia allá donde pronunciaba conferencias o asistía a actos contando su experiencia en los campos de concentración. Marco tenía desparpajo y arrojo, seducía a todo el mundo, supo granjearse la confianza de los políticos de primera línea, compareció en el Congreso de los Diputados y estuvo a punto de hacerlo en Mauthausen ante dignatarios internacionales. Pero, ¿por qué Marco actuó así, con esa falta de escrúpulos y de respeto hacia los que sí sufrieron la crueldad del nazismo? El interesado se justifica afirmando que lo hizo para dar voz a este colectivo. ¿Es suficiente justificación?

Con estos elementos para qué echar mano de la ficción al narrar los delirios de Marco, de ahí que Cercas insista en que El impostor es una novela de no ficción, en la que analiza de forma colateral  lo que llama la industria de la memoria histórica que impulsó el expresidente Zapatero, una ley tímida, poco valiente y sin dotación presupuestaria. Todo muy kitsch, por aparentar lo que no es.

Javier Cercas elabora un andamiaje sólido que sostiene esta excelente novela en la que deconstruye con fina ironía a todo un personaje. El autor razona que todos somos unos impostores porque todos mentimos, todos adornamos los hechos para que nos favorezcan, pero algunos son unos campeones en la materia, como Enric Marco.

El impostor de “el impostor”. Por Javier Cercas

Enric Marco, el impostor que jamás pisó un campo de concentración. La Sexta

El gobierno entierra la Memoria Histórica

Share

Publicado en Libros, Sociedad | Etiquetado , , , | Comentarios desactivados